Artículos
 
Los Derechos Humanos en Vietnam: ¿Cómo repercuten las nuevas leyes de creencias y religiones, de prensa y de minorías étnicas?
18 de febrero de 2019
Según Freedom House la libertad de expresión, de religión, y las actividades de las asociaciones civiles se encuentran todas altamente restringidas en Vietnam. Una prueba de ello es que, gracias a datos brindados por Human Rights Watch, más de 100 personas fueron arrestadas en el último año por criticar al gobierno, manifestarse o unirse a asociaciones civiles y religiosas.
Nicolas Font
 

Vietnam es un país del Sudeste Asiático que posee un sistema de partido único, donde el Partido Comunista Vietnamita monopoliza el poder controlando las mayores organizaciones políticas y sociales amparadas en la constitución nacional.

Pese a que su constitución ofrece a la población “la posibilidad de vivir en paz y de manera digna”, el último Examen Periódico Universal (EPU) de Vietnam, realizado el pasado 22 de enero, observó que aunque la carta magna proteja los derechos fundamentales de los vietnamitas, “el Gobierno atacaba todos los derechos que se ejercían en contra de sus intereses”.

Según Freedom House la libertad de expresión, de religión, y las actividades de las asociaciones civiles se encuentran todas altamente restringidas. Una prueba de ello es que, gracias a datos brindados por Human Rights Watch, más de 100 personas fueron arrestadas en el último año por criticar al gobierno, manifestarse o unirse a asociaciones civiles y religiosas. A pesar de que la libertad de expresión está reconocida en la constitución, el código penal prohíbe las opiniones críticas al gobierno.

Resulta llamativo que en un marco de represión a los derechos humanos existan leyes sobre el respeto a las creencias y religiones, la libertad de prensa y legislaciones para el cuidado de las minorías étnicas. A continuación se desarrollaran cada una de ellas y cuáles son las observaciones que se realizaron, tanto del EPU como de distintas ONGs.

Ley de creencias y religiones

En Vietnam existe una gran diversidad de creencias y religiones y la libertad de profesarlas está reconocida en la constitución de 2013. Según el gobierno vietnamita en su informe nacional presentado durante su tercer EPU, esta ley ha sentado un marco jurídico sólido para garantizar las creencias religiosas de los ciudadanos. Esta ley regula una amplia gama de procedimientos desde el registro, la propuesta o la aprobación, hasta la notificación previa a las autoridades, y regula la competencia para aprobar grandes actos religiosos celebrados por organismos religiosos a fin de simplificar los procedimientos administrativos.

Por otro lado la comunicación conjunta en el EPU declaró que esta ley, si bien ampliaba el espacio en el que podían operar las organizaciones religiosas registradas, imponía mayores restricciones a las religiones independientes no registradas. Alliance Defending Freedom International (ADF)  señaló que en 2017 cientos de personas cristianas y budistas fueron perseguidas por agentes estatales. Las víctimas sufrieron la destrucción de sus objetos personales o su vivienda y la confiscación de sus bienes, y fueron objeto de graves actos de violencia y simulacros de juicio.

Human Rights Watch agrega que el gobierno vietnamita prohíbe arbitrariamente celebraciones religiosas que se consideren contrarias al “interés nacional”, “orden público” o la “unidad nacional”. Según Freedom House los miembros de grupos cristianos no registrados, como lo son los Hoa Hao y Cao Dai, se enfrentan a detenciones regulares y acoso por parte de las autoridades locales.

Ley de prensa

Según el gobierno vietnamita esta ley codifica la libertad de prensa y de expresión que se reconoce a los ciudadanos, y hace hincapié en el derecho a la creación periodística, el suministro de información y el acceso a la misma, así como en el derecho a formular críticas, propuestas, quejas y denuncias. Asimismo agrega que el Código Penal de 2015 establece penas aplicables a los delitos de “violación de la libertad de expresión, la libertad de prensa, el derecho de acceso a la información y el derecho de manifestación de los ciudadanos”.

Según el EPU esta ley mantenía la autoridad del Estado sobre la prensa e impedía que los periodistas informasen sobre cuestiones políticamente delicadas y publicasen opiniones críticas hacia el gobierno y resaltó que no reconocía explícitamente a la prensa privada. HRW publicó que el gobierno aplicaba penas a aquellos que distribuyan material destinado a criticar al gobierno, amenazar a la seguridad nacional o promover ideas “reaccionarias”. Mientras que FH señaló que en el último año las autoridades silenciaron a numerosos periodistas críticos y blogueros mediante arrestos y condenas.

Minorías étnicas

Según el gobierno vietnamita, las minorías étnicas pueden participar en el sistema político y administrativo, observando que en la Asamblea Nacional hay 86 representantes de minorías. Además se han aprobado una serie de políticas especiales para apoyar su desarrollo socioeconómico y poniendo énfasis en la educación.

A pesar de que las minorías étnicas están contempladas en la constitución nacional, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales recomendó en el EPU de Vietnam la aprobación de una ley por la cual regulara el reconocimiento de las minorías étnicas y en la que garantizara sus derechos. Además se destacó que, si bien hubo avances en materia económica, las personas pertenecientes a las minorías se enfrentaban a altos niveles de pobreza crónica y tienen acceso limitado a todos los niveles de educación.

En cuanto a FH, observó que a pesar de que las minorías estén representadas en la Asamblea, ellas raramente están autorizadas a escalar a posiciones de liderazgo y que el férreo control del gobierno impide una resolución efectiva de los problemas que afectan a las minorías étnicas.