Comunicados
 
La represalia del régimen cubano a académica que visitó el Cono Sur
7 de mayo de 2019
Dalila Rodríguez participó en abril de 2018 en actividades con CADAL en Argentina, Chile, Perú y Uruguay. Posteriormente fue impedida de viajar en dos oportunidades y las autoridades cubanas le comunicaron que está “regulada”, en una clara violación al artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
 

Dalila Rodríguez es Licenciada en Letras y Master en Estudios Lingüísticos-editoriales hispánicos. Desde el año 2006 hasta el 11 de abril de 2017 se desempeñó como profesora de español como Lengua Extranjera y de Comunicación científica en el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central “Martha Abreu” de Las Villas, de donde fue expulsada por motivos políticos.

Dalila Rodríguez participó en abril de 2018 en actividades con CADAL en Argentina, Chile, Perú y Uruguay. El 12 de abril Rodríguez participó como expositora en la conferencia alternativa a la VIII Cumbre de las Americas "El derecho a la democracia en Cuba" que CADAL organizó en el Congreso del Perú. Asimismo, el 17 de abril participó como expositora en una charla en el Instituto Libertad y Desarrollo, en Santiago de Chile, sobre «Cuba ante el tercer Examen Periódico Universal en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas» junto al diputado chileno Jaime Bellolio. Por su parte, el 26 de abril participó en una conferencia en la sede de CADAL en Buenos Aires sobre "Argentina ante examen de Cuba en Derechos Humanos" junto al diputado nacional Waldo Wolff, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores.

En su visita a Montevideo, Dalila Rodríguez fue entrevistada en Montecarlo TV donde brindó su testimonio acerca de la situación de los derechos humanos en Cuba.

Luego de su visita colaboró en la publicación del Diálogo Latino Cubano N° 22 con el artículo "Recuentos y vivencias de mi viaje por el Cono Sur" y reseñó el libro de Roberto Ampuero, actual Canciller de Chile, "Nuestros años verde olivo" para el portal de CADAL "Análisis Latino".

Invitada a un segundo viaje al Cono Sur, Rodríguez iba a participar en Montevideo de la 6ta Cumbre de Think Tanks de Latinoamérica: "Think Tanks: un puente sobre aguas tormentosas y tiempos turbulentos" entre el 12 y el 14 de septiembre. Allí ella iba a exponer en un panel general para todos los participantes bajo el título "Caras e ideas nuevas: Diversidad de Think Tanks e innovación" y en otro sobre "Think tanks y los medios". En Montevideo se iba a reunir con José Gabriel González Merlano, especialista en libertad religiosa de la Universidad Católica de Uruguay y en Buenos Aires con autoridades del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa.

El pasado 20 de abril de 2019, Dalila intentó prorrogar su pasaporte para poder viajar a Colombia a un evento sobre mujeres al cual había sido invitada, y la respuesta que le dieron por parte de las autoridades competentes, es que continúa “regulada” y por ende sigue vigente su prohibición de salida del país.

A la fecha, se cumple casi un año de su regulación, lo cual implica una violación al artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos por parte del gobierno de Cuba. En palabras de la propia Dalila: “Estoy presa dentro de mi país, no te dicen nunca cuándo te la van a quitar. Solo que vayas de vez en cuando a preguntar, lo cual yo considero humillante, porque es como estar mendigando por un derecho que a uno le pertenece”.

A la regulación de Rodríguez, se suma la restricción también arbitraria impuesta hace más de un año a su padre Leonardo Rodríguez Alonso, quien es un reconocido activista por los derechos civiles y religiosos en Cuba, y la de su madre Matilde González, quien sin explicación ni notificación previa, también fue regulada. La violación al derecho de Dalila Rodríguez a salir y regresar a su país es una evidente represalia por haber ejercido su derecho a expresarse libremente en el extranjero criticando a su gobierno.

CADAL insta a las embajadas en La Habana, gobiernos y organismos intergubernamentales que mantienen un diálogo en derechos humanos con el gobierno de Cuba a exigirle que respete el derecho humano de todos los ciudadanos cubanos a salir y regresar a su país.