Artículos
 
Guinea Ecuatorial: Las tropas de Obiang asedian a la oposición
4 de enero de 2018
Los arrestos a partidarios del partido opositor Ciudadanos por la Innovación se cuentan de a cientos y la tortura fue ampliamente utilizada. Como si fuera poco, los que se pudieron refugiar a tiempo en las sedes del partido están siendo rodeados por militares y carecen de los recursos para subsistir por mucho más tiempo.
Lorenzo Agüero
@Lorenzoaguero22
 

En respuesta a un supuesto intento de golpe de estado, el Presidente de Guinea Ecuatorial lanzó una feroz campaña de detenciones a integrantes de la oposición. Los que buscaron refugio en las sedes de su partido, ahora se encuentran retenidos sin poder salir.

En palabras del Ministro de Seguridad, Nicolás Obama Nchama, durante la pasada navidad fracasó una operación destinada a ponerle fin a los 38 años de gobierno de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Fueron acusados como responsables un General, cuya identidad se desconoce y habría logrado huir, y miembros del partido opositor conocido como Ciudadanos por la Innovación (CI).

Contactándose con la agencia de noticias EFE, el líder de CI, Gabriel Nse, categorizó a esas denuncias como un montaje total. Una práctica a la que el gobierno está bien acostumbrado en sus constantes ataques a la oposición.

Lo más alarmante fue el accionar de las fuerzas de seguridad. Gabriel Nse afirmó que los arrestos a partidarios de CI se cuentan de a cientos y que la tortura fue ampliamente utilizada. Como si fuera poco, los que se pudieron refugiar a tiempo en las sedes del partido están siendo rodeados por militares y carecen de los recursos para subsistir por mucho más tiempo. Entre ellos se encuentra Jesús Motogo Oyono, el único diputado opositor que obtuvo un escaño en las últimas elecciones legislativas.

El jefe de CI sostiene que sólo las intervenciones diplomáticas de España, Estados Unidos y Francia lo salvaron de una muerte asegurada, ya que gracias a la insistencia de esas embajadas las fuerzas de seguridad no invadieron las sedes. Para Nse, la única salida de esta situación es que esos países presionen al gobierno para que se alcance algún tipo de negociación.

El presunto golpe de Estado le dio a Obiang la justificación perfecta para hacer lo que a su administración mejor le sale: encarcelar a los disidentes del régimen y violar cualquier noción de Derechos humanos que interfiera en su permanencia en el poder.