Comunicados
 
Solidaridad con activista Nabeel Rajab condenado a prisión en Bahrein
11 de julio de 2017
Nabeel Rajab, uno de los activistas más reconocidos de Bahrein, fue sentenciado el pasado lunes 10 de julio a dos años de prisión por cargos relacionados a entrevistas televisivas que brindó y en las que según los fiscales difundía rumores y noticias falsas relacionadas con la situación del país de una manera «que socava el prestigio del Estado».
 
Nabeel Rajab

Según denuncias realizadas por parte del Bahrain Center for Human Rights (BCHR), Amnistía Internacional y The Associated Press, el caso de Nabeel Rajab es de gran relevancia, ya que él fue una de las figuras relevantes durante las protestas de la Primavera Árabe en 2011. Amnistía Internacional reconoce que es “la última demostración  de cero tolerancia en pro de la libertad de expresión por parte de las autoridades de Bahréin”. De acuerdo a diversos grupos de defensores de derechos humanos, el activista -quien ha estado preso desde junio del año pasado- fue forzado a estar nueve meses en confinamiento solitario bajo condiciones que han afectado su estado de salud. Por tal motivo, desde abril ha estado hospitalizado, lo cual le ha impedido poder asistir a las últimas nueve audiencias a las cuales ha sido citado.

Según el BCHR, desde junio sus abogados no han asistido a las últimas audiencias de la corte, como protesta por todas aquellas audiencias que se llevaron a cabo sin presencia de Rajab. Diplomáticos que cumplen el rol de observadores también han optado por retirarse de la corte por esta misma razón.

Rajab enfrenta otro juicio que le puede representar 15 años de prisión por diversos cargos relacionados con dos tuits que publicó haciendo referencia a las torturas llevadas a cabo en las prisiones de Bahréin y sus múltiples criticas al conflicto en Yemen y los bombardeos realizados a grupos rebeldes por parte de la  coalición Saudí de la cual Bahre in es miembro. Algunos de los cargos que enfrenta el activista son: "Insulto a un cuerpo estatutario", "difusión de noticias falsas" e "insulto a un país vecino". Este segundo juicio se realizará el 10 de agosto.

CADAL expresa su preocupación por el encarcelamiento de Nabeel Rajab, condena la aplicación de tipos penales en Bahréin que reprimen el ejercicio de los derechos humanos universales y llama a las Cancillerías de los gobiernos democráticos a interceder por su liberación y reclamar por el respeto a las libertades fundamentales en ese país.