Puente Democrático
 
Comunicados
 
Vietnam continúa deteniendo indiscriminadamente a activistas
9 de abril de 2018
Prestigiosas organizaciones internacionales de derechos humanos exigieron la liberación inmediata e incondicional de los prisioneros políticos acusados de intentar «ambiar el régimen político», construir un «Estado pluralista, multipartidista» y con «separación de poderes».
 

Vietnam cuenta con aproximadamente 97 presos por razones políticas. Muchos de ellos incomunicados, en condiciones precarias y sujetos a torturas y otros maltratos. Entre los presos se encuentran abogados, blogueros, activistas a favor de los derechos humanos, la democracia y el medio ambiente que, pese a recurrir a medios pacíficos de protesta, recibieron largas condenas, según Amnistía Internacional (AI). La organización internacional ha publicado una lista actualizada con los nombres de estos detenidos en Vietnam.

Amnistía advirtió antes del comienzo del juicio en Hanoi contra el opositor Nguyen Van Dai y otros cinco activistas, detenidos entre 2015 y 2017 por “realizar actividades con intención de subvertir el Gobierno popular”, que podrían enfrentarse a cadena perpetua o condenas a muerte. Según el gobierno, los delitos cometidos son crear la organización “Asociación de Hermanos Democráticos” y, siguiendo las consignas de luchar “por la democracia y los derechos humanos” asociarse con “organizaciones ilegales nacionales” y buscar apoyo financiero extranjero para “difundir informaciones contra el Estado”.

Según las leyes que permiten enjuiciar a cualquiera que “atente contra el estado nacional”, el delito imputable que cometieron los seis activistas era intentar “cambiar el régimen político”, construir un “Estado pluralista, multipartidista” y con “separación de poderes”. Amnistía Internacional, junto con Human Rights Watch (HRW) y la Federación Internacional para los Derechos Humanos, entre otras organizaciones, exigieron la liberación inmediata e incondicional de los prisioneros.

"El único crimen que estos activistas han cometido es hacer campaña sin descanso a favor de la democracia y defender a víctimas de abusos de los derechos humanos", dijo el director para Asia de HRW, Brad Adams. "El Gobierno vietnamita debería agradecerles sus esfuerzos para mejorar el país en lugar de arrestarlos y ponerles en prisión", añadió.